La técnica consiste en la realización de más de catorce mil fricciones por sesión de más de una hora en las zonas a tratar - brazos, muslos, glúteos o caderas – con la ayuda de la fluidez que proporciona el aceite natural de almendras enriquecido con escencias naturales apropiadas para cada caso.

Las manipulaciones son rítmicas, vigorosas, estimulantes y profundas.

La técnica del Método anselmi